domingo, 4 de marzo de 2018

El elefante de Rembrandt






Hace algún tiempo me propuse recopilar relatos sobre elefantes tanto asiáticos como africanos que pasaron a la historia por su relación con el ser humano, ya sea por haber formado parte en batallas históricas, por haber sido los primeros en inaugurar espectáculos circenses en diversos países, elefantes regalados a reyes y papas, que fueron víctimas de experimentos 'científicos', manadas translocadas de un país a otro como ofrenda a un Sultán...y un largo etc.

Quería recopilar contextos, motivos, circunstancias y destinos...todo ello con la intención de analizar nuestra relación histórica con ellos, elefantes y humanos.
Así que dentro de este marco me gustaría compartir la vida de la elefanta Hansken, una vida de funciones y trucos circenses que nos permite vislumbrar cómo vivieron estos individuos traídos de tierras muy lejanas y que murieron sirviendo como entretenimiento a una sociedad que nunca entendió su naturaleza salvaje, su profunda inteligencia y su magnificencia. 

Su historia muestra
cómo el Arte y la Ciencia a menudo van dadas de la mano, innumerables veces no se hubieran concebido la una sin la otra y cómo los circos y los espectáculos con animales salvajes, una vez más, eran y son una tradición cruel y anacrónica..


Hansken, era una hembra de elefante asiático que fue importada desde Ceilán o India, (dependiendo de las fuentes consultadas, que parecen no ponerse de acuerdo) a Holanda gracias a la Compañía de las Indias Orientales para el gobernador Fredrik Hendrik, en 1663.
Tras unos años en su poder, el elefante pasó a manos de Cornelis van Groenevelt, y juntos viajaron durante una veintena de años por media Europa.
Su nombre es un diminutivo holandés de la palabra Malayalam 'aana', que significa simplemente "elefante".
Además de por la fama de 'bestia exótica' (ver un elefante era algo tan extraño que todo el mundo se paraba a contemplarla y admirarla) y por su longevidad, algo a lo que los europeos tampoco estaban acostumbrados a ver en un animal, Hansken era famosa por los trucos que aprendió realizar bajo el cuidado de Van Groenevelt..
Tal era su popularidad que incluso el pintor Rembrandt, fascinado por este asombroso animal, realizó  varios bocetos de ella en carboncillo. Rembrandt, fascinado con la anatomía humana y animal, dibujó a varios elefantes más en su carrera pero el dibujo de Hansken es especialmente vivo sobre todo con los detalles de su piel y las siluetas de una pequeña multitud escrutando los movimientos del animal.
No había zoos en esa época pero Rembrandt inmortalizó a un famoso paquidermo, ignorando la repercusión que tendrían más adelante esos trazos.





Recorrió las ferias de muchos países europeos demostrando sus trucos en diversos espectáculos (desde sujetar y ondear una bandera, algo que sin duda embelesaba al público patrio, disparar una pistola de fogueo, golpear un tambor, sostenerse sus patas delanteras haciendo el pino, sacar dinero de los bolsillos del público, ponerse un sombrero, llevar un cubo de agua y recoger las monedas de la tierra que los espectadores encantados le arrojaban tras su función). Sus números circenses se exhibieron a un ritmo agotador en los Países Bajos y Alemania: Hamburgo en 1638, Bremen en 1640, Rotterdam en 1641, Frankfurt en 1646 y 1647, y en Lüneburg en 1650, probablemente en Leipzig, Zurich, Solothurn, Bregenz y St Gallen, etc.
Viajó también a Roma y Florencia, donde también fue retratada por el artista Stefano della Bella.
Sin embargo, una vez emprendido el camino de regreso de Roma, Hansken murió en Florencia y Della Bella volvió a inmortalizar su cadáver el 9 de noviembre de 1655 para la posteridad.
Personalmente ignoro la causa de su muerte, no he encontrado dato alguno al respecto, pero sé que murió muy lejos del lugar donde debería haber vivido y haber encontrado la muerte.





El esqueleto de Hansken aún se conserva en el Museo della Specola en Florencia, concretamente. Originalmente su cuerpo fue expuesto en su totalidad, pero quizás debido a los precarios cuidados del especímen, la piel  acabo siendo descartada quedando solo los huesos en adecuado estado para su exposición. 


Recientemente se ha declarado a Hansken el primer animal utilizado para describir al Elefante asiático (Elephas maximus) como especie basado en los dibujos que un día realizara Rembrandt, y que actualmente están en manos del Museo Británico.

L
os detalles fueron recabados en un artículo publicado en el Zoological Journal of the Linnean Society (artículo cuyo enlace adjunto más abajo).

Al parecer el naturalista sueco Carl Linneaus cometió un inicial error de identificación cuando realizó la primera descripción de Elephas maximus, utilizando un texto en latín sobre un esqueleto del naturalista británico John Ray y un feto de elefante contenido en un frasco de formol aportado a su vez por el zoólogo holandés Albertus Seba.
Resultó que el elefante no era un ejemplar asiático en absoluto, sino uno africano (tal vez sus pequeñas orejas, cuya forma y tamaño en ambas especies difiere bastante, al estar en formol y aplastadas contra el cristal pudo dar lugar a confusión), lo que embarcó a los científicos en un curioso viaje a traves de documentos y literatura científica en busca del especímen deseado y que finalmente les llevo a un esqueleto que todavía hoy se exhibe en el Museo de Historia Natural de la Universidad de Florencia, que resultó ser Hansken, conduciéndoles a su vez al dibujo de Rembrandt.

Mientras que John Ray describió su esqueleto, Rembrandt la inmortalizo en vida y Della Bella la inmortalizó una vez muerta.

Como afirman los científicos del Museo de Historia Natural de Londres en su resumen del artículo:

-"Habiendo confirmado su identidad como Elephas maximus a través de análisis tanto morfológicos como de ADN, designamos este especímen como el lectotipo de Elephas maximus / Having confirmed its identity as an Asian elephant through both morphological and ancient DNA analyses, we designated this specimen as the lectotype  of E.maximus"




-"Esto significa que las pinturas y bocetos de Rembrandt son la representación original y correcta del especímen tipo de un elefante asiático / This now means that Rembranst's paintings and sketches are the original and correct portrayal of the type specimen of an Asian elephant".

Para mas información, aqui tenéis el link al artículo::
“Resolution of the type material of the Asian elephant, Elephas maximus Linnaeus, 1758 (Proboscidea, Elephantidae)” que fue publicado en el Zoological Journal of the Linnean Society.

Enlace al artículo:
http://onlinelibrary.wiley.com/d.../10.1111/zoj.12084/abstract

Hansken nunca entendió la vida que le toco llevar, ni el negocio o 'circo' en el que se vió  inmersa.
Un elefante más de los miles que llevaron una vida fuera de su hábitat por gracia del ser humano, condenados a una existencia en cautividad y recibiendo aplausos y vítores como única recompensa a un sino impuesto.  

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario